Actualización sobre Privacidad

Hemos lanzado nuestro Centro de Privacidad y actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Más información.

Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

La sensibilidad de una inversión

El análisis de la sensibilidad de una inversión consiste en tomar los elementos financieros en cuenta para determinar la solidez de la misma.

Mediante este análisis se puede saber cómo responderá la inversión en diferentes escenarios económicos y ante diversas variables.

El método se puede utilizar tanto para conocer los posibles resultados de inversión con un instrumento (fondos, bonos, acciones) o bien, si decidimos emprender un negocio o pequeña empresa.

Existen múltiples tipos de riesgo que pueden afectar a una inversión y deben tomarse en cuenta para determinar su sensibilidad. Es importante destacar, sin embargo, que todos los tipos de riesgo afectan de manera directa a todos los casos.

A continuación, mencionaremos los riesgos más frecuentes a la hora de considerar la sensibilidad de la inversión.

Riesgo sistémico o riesgo de mercado. Se trata de la alteración de las condiciones generales de mercado de un país o del mercado internacional. Entre los riesgos sistémicos podemos destacar:

  • Puntaje de riesgo del país. Esto quiere decir la imagen que tiene el país de origen con respecto al mundo. Este puntaje es particularmente importante cuando se trata de inversiones muy grandes o que dependen de capital extranjero. Los cambios en el nivel de riesgo del país se verán reflejados en la rentabilidad de la inversión.
  • Bajas en el Producto Interno Bruto (PIB) sectorial o baja en las cotizaciones de productos de exportación. Esto quiere decir que, a nivel internacional, existe menos demanda por ciertos productos nacionales, lo cual puede afectar a todas aquellas inversiones que dependen de un mercado no local.

Riesgos de operación

  • Caída de precios en el futuro. Este riesgo se refiere a la posibilidad de que el producto o servicio en el que vamos a invertir pueda tener una depreciación importante en el futuro.
  • El alza del costo de materiales o insumos. Este riesgo es casi inevitable. Como bien sabemos, por lo general, los materiales y los insumos tienden a elevar sus costos. Este riesgo debe tomarse en cuenta en especial si estamos pensando en la inversión de un negocio.
  • Un mercado con un crecimiento menor al esperado. Este riesgo tiene que ver con que nuestra inversión no de las ganancias que proyectaba en un principio. Puede suceder que un grupo de acciones que tendía a la alza, se estanque o retroceda inesperadamente.
  • Factores externos. En esta categoría pueden entrar desastres naturales como terremotos e inundaciones, problemas sociales (huelgas, inseguridad) o incluso problemas de salud pública. Estos problemas no son fácilmente predecibles, pero deben tomarse en cuenta al pensar en invertir en lo que sea.

Riesgos financieros:

  • Alzas de la tasa de interés de una deuda a tasa variable. Si se cuenta con un crédito para la inversión, hay que tomar en cuenta la posibilidad de que las tasas de interés aumenten con el paso del tiempo, si se trata de una tasa variable.
  • Alzas o bajas del tipo de cambio. Este riesgo es muy importante cuando se invierte en instrumentos relacionados con el mercado internacional, o si se inicia un negocio que tenga que ver con proveedores o compradores en el extranjero. En algunos casos, las bajas en el tipo de cambio pueden ser nocivas para la inversión, y en otros escenarios, pueden resultar benéficas.

Sensibilidad de la inversión

Una vez que se toman en cuenta los riesgos pertinentes para nuestra inversión, podemos tener una idea más clara sobre la proyección de ganancias a futuro.

En la sensibilidad de una inversión deben tomarse en cuenta tres posibles escenarios de rendimiento:

  • Optimista. Se calcula un rendimiento positivo, con los riesgos prácticamente nulos o mínimos. Es el mejor de los escenarios, pero no siempre el más probable.
  • Probable. Es un cálculo realista tomando en cuenta los riesgos más frecuentes que aplican para el tipo de inversión. Este deberá ser el número en el que debemos apoyarnos más.
  • Pesimista. Este cálculo deberá hacerse tomando en cuenta todos los riesgos enlistados anteriormente. El rendimiento será muy escaso.

¿Cómo saber si se trata de una buena inversión?

Después de obtener las cifras de los rendimientos optimista, probable y pesimista podemos tener una idea más clara de qué esperar en la inversión.

Una pista de que una inversión es buena es que aun en el escenario pesimista, los números no son negativos.

Siempre será recomendable consultar con un experto en inversiones de riesgo, ya que de no comprender exactamente el nivel de incertidumbre de la opción de inversión que nos interese, podríamos perder parte de nuestra inversión o en ocasiones el total de ella.

Es importante mencionar que el presente artículo tiene como único objetivo introducir en el tema del análisis de una inversión, y en ningún momento debe considerarse como asesoría o recomendación.

Fuentes:
www.mailxmail.com/curso-estudio-financiero/analisis-sensibilidad-riesgos-inversion
www.finanzasdigital.com/servicios_glosario.php#S

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.