Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Conozca qué son los seguros

Existe una variedad muy grande de seguros. Para entenderlos mejor, haremos una breve clasificación:

  • Seguros sociales: Esta clase de seguros se utilizan para proteger a los trabajadores contra riesgos como accidentes, invalidez, edad avanzada y muerte. Las primas en este caso son cubiertas tanto por los trabajadores como por sus empleadores. Estos seguros están contemplados por la ley.
  • Seguros privados. Los seguros privados son aquellos que las personas contratan para cubrirse de ciertos riesgos y proteger su patrimonio. En este caso, los clientes son quienes aportan el pago total de la prima. Entre los seguros privados encontramos una nueva división:
    • Seguros sobre las personas. Aquí se incluyen los seguros de vida, contra accidentes, de gastos médicos, etcétera.
    • Seguros sobre las cosas. Estos seguros son para objetos. Los más comunes son carros, vivienda contra incendio, contra desastres naturales y para proteger los objetos de alto valor en casas y oficinas.

Los seguros de vehículo son los más comunes, puesto que con el uso diario están más expuestos a accidentes o robos. Sin embargo, es también importante tomar en cuenta que las viviendas también pueden sufrir por desastres naturales o robos.

No debemos olvidar que nuestras casas están expuestas también, puesto que están en la calle todo el día y ahí es donde tienen lugar los terremotos, huracanes, inundaciones y atracos.

Es en especial pertinente considerar un seguro cuando en la casa se tienen objetos de gran valor como pueden ser joyas de la familia, u obras de arte (pinturas, esculturas, fotografías) o bien libros antiguos, muebles de colección, entre otros.

Tipos de seguro en las viviendas
Los seguros de las viviendas se calculan de forma muy similar que los de los automóviles: se toman en cuenta los riesgos. Para cotizar un seguro de casa habitación se considera la región geográfica donde se encuentra (para determinar si es zona sísmica, de huracanes, o expuesta a otros desastres naturales similares), se analiza la edad y las condiciones de la construcción, así como también los índices delictivos de la colonia o municipio.

Los seguros de este tipo de inmuebles no son realmente muy costosos. Al igual que sucede con el automóvil, los gastos de no tenerlo pueden resultar mayores en un momento determinado. Los costos anuales tienden a ser muy similares a los de los seguros más comunes para vehículos.

Recomendaciones:
Al contratar un seguro de este tipo, le recomendamos considerar las siguientes indicaciones. Éstas le pueden ayudar a que la experiencia sea menos desagradable y no haya sorpresas de ningún tipo:

  • Apegarse a la realidad. Es importante hablar francamente cuando se realizan tratos con una compañía de seguros. Hay que recordar que estamos tratando con expertos y si tratamos de omitir un dato u olvidamos algún detalle importante, nuestra póliza podría ser cancelada justo cuando más la necesitemos.
  • Comprar un seguro amplio. En muchos casos, aunque parezca más caro en un principio, puede ser una buena opción adquirir un seguro que no sólo cubra los contenidos de valor de la casa como joyas y objetos de arte; sino protegerla con un seguro más amplio que evite lagunas legales y nos garantice una mayor protección en todos los casos.
  • Inventario. Antes de acudir a la aseguradora, es conveniente realizar un inventario de todos los objetos que poseemos y clasificarlos según su valor. En este punto es importante discernir el valor económico del sentimental. En un escenario ideal, lo mejor es haber conservado las facturas de compra de los objetos para justificar su valor o antigüedad.
  • Imágenes. También es una buena opción tener fotografías de la vivienda, tanto del interior como del exterior y pedir a la aseguradora que las validen al momento de adquirir el seguro, para evitar malos entendidos si fuera necesario reclamar la indemnización.
  • Actualizar los valores. Una vez que el seguro ya ha sido contratado, es muy importante mantener a la aseguradora al tanto de nuevas adquisiciones y cambios en nuestra propiedad. Es necesario recordar que cuando las operaciones se hacen con cuidado y orden, se disminuyen las posibilidades de eventos imprevistos. Los seguros son formas de comprar tranquilidad y son más eficaces cuando se compran bien.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.