Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
free materials

Administración Financiera
Aprenda más sobre presupuestos, ahorros y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

¿Avión, carro o bus para las vacaciones?

Se acercan las vacaciones y existen varias alternativas de transporte; en carro, en bus o avión. La decisión dependerá del destino y de su presupuesto. Para facilitar su elección, conviene analizar cada una de las opciones:

En carro
Existen dos modalidades: carro propio o alquilado.

Si elige viajar en su propio carro, su presupuesto debe contemplar una revisión mecánica preventiva y las reparaciones derivadas. Aunque la inversión en mantenimiento es mayor, un carro propio tiene como ventajas la comodidad y la seguridad. Puede elegir libremente cuántas personas viajan y la cantidad de equipaje que llevarán. Además, conoce el vehículo a la perfección, su rendimiento y sus posibles fallas.

Alquilar un carro es recomendable cuando el trayecto principal se hizo en bus o avión, pero se planea hacer varios recorridos locales. También es una opción viable cuando necesita un vehículo más grande, ya sea por carga o por el número de viajeros. En este caso, deberá tomar en cuenta el costo del alquiler por día; el costo dependerá del tamaño del vehículo, los seguros incluidos y la compañía que proporcione el servicio.

Ya sea en carro propio o alquilado, en ambos casos deberá considerar los gastos de gasolina, peajes y parqueaderos. Además, es posible que durante el viaje surjan varios gastos, como:

  • Alimentos y bebidas. Dependiendo de la duración del trayecto, tendrá que hacer escalas para comer o comprar alimentos para llevar.
  • Hospedaje. Si el trayecto es muy largo, deberá pasar la noche en algunos puntos intermedios. Recuerde que, por seguridad, no debe manejar cansado y preferiblemente haga los recorridos de día. En caso de accidente o alguna falla mecánica, será más seguro y más fácil recibir apoyo vial si la zona está iluminada.
  • Apoyo vial. Aunque su carro se encuentre en perfectas condiciones, está expuesto a accidentes o daños. Contemple en su presupuesto cierta cantidad en caso de emergencias, ya sea que necesite servicio de grúa, reparación mecánica, sustitución de piezas, hospedaje extra o atención médica.

La principal ventaja del carro es la comodidad en tiempo y espacio. Puede programar un itinerario de acuerdo a su tiempo. No está sujeto a horarios fijos, lo que le permitirá destinar el tiempo que quiera a cada actividad. La planeación es más flexible y puede conocer lugares que no había considerado inicialmente.

En contraste, la desventaja es el desgaste que sufre el carro. Considere que a mayor uso, más debe invertir en arreglos y repuestos, para mantenerlo en óptimas condiciones.

En avión
El avión es el medio ideal para trayectos largos, ya que le permite llegar al destino en menos tiempo. Actualmente existen en el mercado varias categorías de vuelos, clasificadas por precio con relación a los servicios que ofrecen. Elija la opción que se ajuste a sus necesidades y presupuesto.

Si decide viajar en avión, además del costo del boleto, deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • Traslados por tierra. Considere en su presupuesto su traslado de su punto de partida al aeropuerto y del aeropuerto a su destino. Si pide ayuda a familiares o amigos, tenga en cuenta el costo de gasolina, estacionamiento y caseta, ya que la mayoría de los aeropuertos se encuentran ubicados en la periferia de la ciudad. Pregunte a la aerolínea o al hotel donde se hospedará si cuentan con algún servicio de transporte; por lo general ofrecen servicios de grupo a bajo costo o como cortesía.
  • Tiempo de espera. Dependiendo del tiempo de espera previo a su vuelo, tal vez necesitará comer o comprar alguna bebida o golosinas. También contemple la compra de revistas, libros o algún otro entretenimiento.

Es recomendable comprar los pasajes de avión con al menos 3 meses de anticipación a su viaje. De esta forma habrá más disponibilidad de horarios y asientos, y precios más bajos. Un estudio publicado por The Wall Street Journal sugiere que el mejor día para comprar pasajes es el martes, ya que debido a la rotación de promociones de las aerolíneas, encontrará precios más bajos que el resto de la semana. Finalmente, la ley de la oferta y la demanda dicta que si elige viajar en días y horarios con poca demanda, encontrará vuelos más económicos.

Busque promociones en las aerolíneas o aproveche las compras a meses sin intereses. También considere pagar con millas acumuladas de viajes previos o utilizar los beneficios en puntos o millas que gana al realizar compras con tarjetas bancarias.

La principal ventaja del avión es que reduce los tiempos de traslado. Sin embargo, anula la posibilidad de conocer más ciudades en el trayecto y en ocasiones, puede ser más costoso que otras opciones de transporte. Evalúe la relación costo-beneficio respecto al tiempo que ahorrará y que podrá aprovechar una vez que llegue a su destino.

En Bus
Si no tiene carro o decidió no utilizarlo, el bus es una buena alternativa de transporte terrestre. En el servicio público, existe una amplia oferta de destinos y servicios. El precio de los pasajes está determinado por el destino, las características del bus, los servicios que ofrece y si se trata de un viaje con escalas o directo.

También existen empresas que ofrecen servicios privados. Éstos pueden incluir, además del alquiler del vehículo, el servicio de chofer. Esta opción es recomendable cuando viaja un grupo grande, pues un bus sustituirá a varios carros, y podrán compartir los gastos.

La principal ventaja de este medio de transporte es que le permitirá viajar con tranquilidad, ya que todos los gastos asociados con el trayecto quedan cubiertos con su pasaje. No necesita preocuparse por gasolina ni peajes, ni por el mantenimiento de su vehículo.

En contra, tendrá poca flexibilidad en cuanto a tiempos y recorridos, ya que deberá ajustarse a los horarios y a las rutas definidas por la línea de buses que elija.

Para elegir el transporte adecuado, deberá tener en cuenta el destino, la duración del viaje, las actividades que desee realizar y su presupuesto. Una vez que haya seleccionado su medio de transporte, es recomendable que investigue y compare lo que ofrece cada compañía. Hoy en día hay servicios de diferentes categorías y seguro encontrará una opción que se ajuste a sus necesidades y sobre todo que no afecte sus finanzas personales.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.