Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Ahorros en el uso de computadora

Las computadoras son, cada vez más, componentes indispensables de nuestra vida cotidiana. Así como la televisión revolucionó las actividades de millones de personas a partir de la década de los 50, la computadora personal ha transformado la manera en que la gente administra su tiempo, tanto en el trabajo como en la casa.

Ya sean de escritorio o portátiles (laptop, notebook, netbook), las computadoras se utilizan para actividades que van desde mandar un correo electrónico o escribir un documento de texto, hasta elaborar nuevos programas informáticos, diseñar contenido multimedia, administrar información importante o hacer cálculos de extrema complejidad. Además, gracias a la popularización del Internet de banda ancha y los sistemas wireless, son cada vez más los usuarios que las adquieren con la finalidad de estar siempre interconectados por medio de Internet.

Sin embargo, en los últimos años, se ha notado como el creciente uso del ordenador personal ha aumentado el consumo energético, tanto en los hogares como en las empresas. La razón principal es que se ha vuelto costumbre dejar las computadoras encendidas constantemente, inclusive cuando no se utilizan.

Aunque, por lo general, se trata de aparatos considerablemente más pequeños que muchos otros, sus necesidades energéticas son muy elevadas puesto que son capaces de realizar operaciones muy complejas en tiempos muy cortos. Además, los procesadores cada vez más avanzados, contenidos en espacios cada vez más reducidos, requieren de sofisticados sistemas de enfriamiento, los cuales son alimentados con energía eléctrica.

Scientific American (una destacada publicación estadounidense sobre temas de ciencia y tecnología), a lo largo del tiempo, ha publicado artículos advirtiendo sobre la necesidad de poner atención al impacto de las computadoras tanto en el medio ambiente, como en los bolsillos de los usuarios y las empresas. Se ha llegado a afirmar que, al cabo de unos meses o años, el monto del recibo de luz que corresponde al uso de la computadora es mayor que el costo mismo del aparato.

¿Qué podemos hacer?

Saber que el uso de las computadoras puede implicar un gasto innecesario no quiere decir que debamos dejar de utilizarlas. Simplemente significa que habrá que tomar ciertas medidas para reducir los costos, cuando nos sea posible.

Para poder lograr lo anterior, es necesario entender qué implican (y cuándo deben usarse) los siguientes procesos: poner en reposo, hibernar, apagar y desconectar.

La mayoría de las computadoras recientes tienen una modalidad conocida como -poner en reposo-; cuya activación automática puede configurarse desde el panel de control. Por lo general, lo primero que entra en descanso es el monitor, ya que es este componente el que implica mayor gasto energético. Es conveniente programar el reposo de la pantalla en un rango de 2 a 5 minutos de inactividad, puesto que su reactivación es relativamente rápida y puede significar un buen ahorro. En un segundo momento algunas computadoras, ponen en reposo el disco duro. En esta modalidad se pierde la conexión a Internet, pero la información y los programas que se encontraban abiertos se mantienen al regresar del descanso. Es recomendable activar el reposo de los discos duros en un rango entre 10 y 15 minutos.

En el estado de -hibernación- la computadora apaga sus procesos principales, pierde su conexión a Internet y suspende todas las operaciones en curso. A simple vista, pareciera estar apagada, pero es como si se encontrara sumida en un profundo sueño. Al reactivarse nuevamente (por medio de un botón o una clave) se conservan los documentos que se estaban trabajando, desde la última vez que fueron guardados. Esta opción puede resultar útil cuando se va a dejar de usar la computadora entre 30 y 60 minutos (particularmente si se trata de una máquina con encendido lento). Sin embargo, hay que tener cuidado y no confiarse. La computadora no está apagada, sigue consumiendo energía, al igual que una persona dormida gasta calorías para mantener sus procesos vitales.

  • Apagar-las computadoras es una buena opción, que ha caído en desuso, pero que conviene retomar. No sólo dejan de consumir grandes cantidades de energía (lo cual representa un ahorro directo en la factura eléctrica), sino que también se preservan mejor sus materiales, ya que incluso en estado de hibernación, siguen trabajando; lo cual implica un desgaste para el procesador, ventilador y acumulador de batería (si se trata de una portátil). Es preferible encender el ordenador varias veces en un día que dejarlo funcionando todo el tiempo.

Finalmente, la opción que nos garantiza un gasto energético de cero es -desconectar- la máquina. Muchos de los aparatos conectados a la electricidad continúan gastando luz, incluso apagados. La computadora es uno de ellos. Así pues, es buena idea desconectar los equipos durante la noche para evitar el consumo fantasma de energía. Nota: lo mismo aplica para las portátiles: hay que desenchufar el cargador cuando no se están usando.

Existen algunos programas (software) que administran el consumo energético de la computadora, si quieres conocerlos, consulta: www.softpedia.com/dyn-search.php.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.