Actualización sobre Privacidad

Hemos lanzado nuestro Centro de Privacidad y actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Más información.

Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Ahorros ecológicos

Aquí te presentamos diversas opciones de sistemas de ahorro ecológicos en tu hogar, que te ayudarán a reducir costos en los servicios energéticos como agua, gas y luz eléctrica, así como a contribuir con el planeta al generar menos contaminación.

Beneficio a largo plazo
Tipo de vivienda Tradicional Sustentable Ahorro sostenido
Valor del inmueble $500,000 $625,000
Financiamiento $450,000 $562,000
Mensualidad $5,698 $7,122
Gastos de la vivienda
anual (Total)
$10,230 $7,456 27%
Luz $2,460 $1,722 30%
Gas LP $2,890 $1,734 40%
Agua $2,880 $2,422 17%
Mantenimiento $2,000 $1,600 20%
El ejercicio toma en cuenta una tasa de 11.75%, un plazo a 15 años y un financiamiento del 90%. Simulación para una vivienda de 100 m2. Fuente: Asociación de Bancos de México (ABM)

En los hogares verdes la energía es vista como una fuente reciclable. El aire, el Sol, el agua y la basura pueden reutilizarse y así generar ahorros que nuestras finanzas

agradecerán.

Los sistemas más importantes que se deben reemplazar para transformar tu casa en un hogar verde son:

Luz eléctrica:

Focos ahorradores de energía. Cambia tu bombilla incandescente que consume hasta 100 vatios, por una lámpara fluorescente que consume 13 vatios, además de que su duración es regularmente 10 veces mayor y gastan en promedio 4 veces menos energía.

Mejor captación de luz solar. Acondiciona las construcciones para aprovechar al máximo la luz del día y así ahorrar energía eléctrica. Lo más común es la adaptación de claraboyas, domos y ventanales. Otra forma de introducir luz natural a las habitaciones es a través de dispositivos especializados como cúpulas transparentes en el tejado, equipadas con reflectores o lentes que captan la energía solar y es transportada al interior por tubos reflejantes, gracias a los cuales la luz solar puede transportarse, sin reducir su intensidad, hasta 12 metros entre el lugar a iluminar y el tejado, y finalmente se emite en el área del hogar a través de un difusor.

Optimizar el uso de aparatos electrodomésticos e instalación eléctrica. Conservar una instalación eléctrica en buen estado no sólo es indispensable para la seguridad de tu familia sino que ayuda a gastar menos energía eléctrica y preserva tus aparatos de anomalías por cambios de voltaje.

Los electrodomésticos que consumen una importante cantidad de energía eléctrica en los hogares son la nevera, la plancha, la lavadora, la televisión, la licuadora y la computadora. Si cuidas que permanezcan en buen estado obtendrás una gran reducción de gastos.

Paneles solares. Son dispositivos generadores de energía eléctrica obtenida de la transformación de los rayos solares a través de celdas, la cual es almacenada en baterías y se le llama energía fotovoltaica. Puede usarse de forma directa o transformada a corriente alterna.

Materiales de construcción:

Si estás pensando en construir tu casa o en ampliar la que ya tienes, podrías tomar en cuenta hacerlo con materiales amigables con el medio ambiente como la madera; tabiques ecológicos fabricados a base de botellas recicladas de plástico PET; acero reciclado o adobe. Las fibras térmicas, que se utilizan tanto en la industria de la construcción como en la inmobiliaria, permiten mantener la temperatura ambiente dentro de un inmueble.

Eficiencia energética:

Aire Acondicionado y Calefacción Pasiva. Una casa con calefacción pasiva no necesita energía para mantener una temperatura constante. El objetivo es situar estratégicamente las puertas y ventanas a fin de que la luz del día pueda hacer circular el aire a través de la casa, de una manera que la mantenga fresca en los calurosos meses de verano. Por lo general, las casas pasivas tienen una unidad para la reserva de calefacción en los días extremadamente fríos.

Planta árboles en casa. Los árboles y las plantas adornan la casa y también ayudan a mantener temperaturas más benignas si los plantamos en lugares estratégicos. El beneficio que obtenemos es el ahorro de energía y la disminución en el recibo de luz eléctrica. Los árboles ayudan a desviar las corrientes de aire frío en invierno y proporcionan sombra en verano. Evita la entrada de calor por las banquetas, dejando una franja de tierra con plantas entre la banqueta y los muros de la casa.

Cubrir tu casa con pintura anti reflejante. Debe dársele mantenimiento cada cuatro años. Esta pintura permite aislar tu vivienda de los rayos solares y mantener así una temperatura constante al interior de la misma.

Paredes y ventanas con aislamiento. El aislamiento ayuda a mantener una temperatura constante. En climas con temperaturas bajas este tipo de dispositivos evitan que el aire frío atraviese las habitaciones y así ahorras dinero en facturas de calefacción. Esto se logra a través de la sustitución en las ventanas de vidrios comunes por otros cuya conductividad térmica sea baja, así como el aislamiento del tejado con madera mineral.

Agua:

Dispositivos ahorradores.
La regadera es el principal lugar donde se consume agua, en un solo minuto puede gastar hasta 22 litros de agua limpia que termina yéndose por la cañería. Por su parte, el inodoro puede descargar al drenaje entre ocho y dieciséis litros de agua cada vez que bajamos la palanca.

Por ello, es importante que tomemos duchas cortas, de siete u ocho minutos de duración, y es muy recomendable colocar dispositivos ahorradores tanto en la regadera como el tanque del W.C. tales como grifos ahorradores (sistema dual que sólo consume de tres a seis litros), según el botón que se accione; regaderas con obturador; y válvulas de cierre.

Sanitarios ecológicos. Funcionan con materiales ricos en carbono que ayudan al material fecal a convertirse en abono más rápido, lo que evita infecciones y malos olores.

Sistemas de captación-almacenamiento y reutilización de aguas pluviales. Permiten utilizar el agua de lluvia para regar las plantas o lavar trastes.

Riego por goteo en el jardín. Si tu casa verde necesita tener césped, asegúrese de que el sistema de riego sea por goteo y no por aspersión. Los rociadores gastan mucha agua, provocando que ésta se filtre en zonas que no la necesitan. Poca cantidad del líquido vital, por lo general, es suficiente para su césped.

Gas:

El calentador solar permite un ahorro en el servicio de gas del 80%, ya que calienta el agua hasta 60 grados centígrados, únicamente con la recolección de la energía que proporciona la luz solar. Según estudios realizados, cada persona ocupa alrededor de 32 a 35 litros de agua cálida al día. Por ejemplo: si un hogar es habitado por 4 personas, (la lavadora y el lavaplatos cuentan como 2 personas más), tendríamos un gasto de 215 litros diarios. Y si se requiere un sistema a presión el costo aumenta, pero si se usa un tinaco bastaría con el sistema de gravedad, y se requeriría un equipo de 228 litros.

Reciclaje de basura: En la mayoría de los países industrializados la separación de objetos comienza en el hogar. Sitios estratégicos como mercados o centros comerciales albergan contenedores especiales para botellas de vidrio, latas vacías, papel y cartón donde los usuarios pueden separar sus desperdicios. Los productos de mayor demanda para ser reciclados se clasifican en celulósicos como papeles y cartones; fibras textiles de algodón, seda y lino; vidrio, plásticos y metales, principalmente aluminio y hierro. El más solicitado es el papel. Separa tu basura en orgánica e inorgánica, esta última recíclala, así ahorras y ayudas al planeta.

Papel: Debemos saber que al reciclar 100 kilogramos de papel se salva la vida de 7 árboles, reciclar una tonelada de papel permite ahorrar 20,000 litros de agua.

El vidrio. Reciclar el vidrio permite el ahorro de 32% de la energía que se requiere para hacerlo nuevo.

Latas de acero y aluminio. Producir acero nuevo cuesta cuatro veces más que reciclarlo. Reutilizarlo representa un ahorro de 91% de la energía que se requiere para renovarlo y evita las altas emanaciones de gases en la atmósfera y con ello se reduce la contaminación del aire. Además de que es bien cotizado en los centros de reciclaje.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.