Actualización sobre Privacidad

Hemos lanzado nuestro Centro de Privacidad y actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Más información.

Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
free materials

Administración Financiera
Aprenda más sobre presupuestos, ahorros y cómo llevar una vida financiera balanceada con los recursos con que cuenta.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Ahorros sistemáticos

Muchos de los gastos que realizamos son periódicos, ya que cada determinado tiempo acudimos a las mismas tiendas para buscarlos.

Si nos tomamos el tiempo para analizar nuestras compras comunes y hacer una lista, obtendremos una herramienta que nos ayudará a administrar nuestro dinero y monitorear en qué lo estamos utilizando.

Estos son algunos ejemplos de las compras que podemos considerar dentro de este concepto:

  • Supermercado. Porque reabastecemos constantemente los víveres, abarrotes, artículos de limpieza y enseres que son necesarios para que nuestro hogar funcione día con día.
  • Ropa. Es un artículo que puede adquirirse mensualmente.
  • Artículos escolares. Sabemos que cada inicio de ciclo escolar será necesario que compremos la lista de útiles, los uniformes y lo necesario para apoyar la educación de los hijos.
  • Artículos de oficina o para el hogar. En este rubro entran los artículos necesarios para que los niños realicen sus tareas en casa, como el papel o los cartuchos de tinta para las impresoras.
  • Regalos para diferentes fechas. Las ocasiones especiales, como los cumpleaños, el día de Navidad o los aniversarios, son motivo para que compremos obsequios para nuestros seres queridos.

Una vez que hemos identificado cuáles son nuestras compras periódicas, tendremos que hacer un listado de todas ellas en detalle. Aquí algunos consejos que nos pueden servir como guía para ello:

  1. Por cada rubro, listar cada uno de los artículos que utilizamos cotidianamente. Conviene tomar en cuenta todos los puntos, aun cuando existan compras que sólo realicemos una o dos veces al año, como en el caso de los útiles escolares.
  2. Debemos observar si realizamos las compras en varios lugares y si sería más conveniente realizarlas en un mismo lugar, de ser posible, o por lo menos la mayoría, para evitar acudir a la tienda varias veces al mes debido a que hemos olvidado artículos que pudimos haber adquirido desde la primera visita. Así ahorraremos gastos de transportación y tiempo. Ahora bien, en el caso de que normalmente compremos en distintos lugares debido a que los costos son menores, deberíamos reconsiderar si los gastos de transportación no representan costos mayores que si se comprara en el mismo lugar.
  3. Listar y organizar las compras esporádicas, como los regalos de aniversario o cumpleaños, permiten que cuando veamos algún artículo que cumpla nuestras expectativas podamos adquirirlo; así evitaremos comprarlo con prisas, pagando tal vez un costo más elevado, o que no sea exactamente un obsequio que nos parezca el adecuado.
  4. Una vez que hemos trabajado a fondo con cada una de las listas para cada uno de los rubros, podremos entonces decidir en qué establecimiento conviene más hacer las compras e incluso podemos estar al pendiente de ciertas promociones que nos ayuden a ahorrar aún más.

Una compra planeada supone ahorro

Si planeamos nuestras compras podemos adquirir los productos que necesitamos de forma anticipada. Eso representa ahorro porque aprovechamos descuentos, porque compramos a granel o porque buscamos con tiempo las mejores opciones para realizarlas. Sin embargo, cabe mencionar que no siempre es posible realizar compras con mucho tiempo de anticipación, por ejemplo, en el caso de los productos perecederos.

Si optamos por aprovechar las grandes tiendas de descuento por volumen, debemos destinar un espacio en el hogar para almacenarlos y evitar que se maltraten, que se desperdicien o que se afecten en la intemperie. Convendría escoger un área que esté a temperatura fresca y bien despejada para almacenar los productos que compremos en grandes cantidades. De esta manera, podremos surtir nuestra alacena cada vez que haga falta. Así no sólo ahorramos dinero, sino también tiempo.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.