Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Compradores objetivos

Ser objetivos implica no dejarnos llevar por juicios o por preferencias. ¿Cuál es la relevancia de la objetividad en nuestras finanzas personales? El éxito o el fracaso de nuestra economía, se basa en nosotros mismos ya que somos responsables de las decisiones que tomamos día con día.

Un individuo objetivo podrá administrar su dinero de manera más racional, al tiempo que puede valorar los impulsos de compra.

Compras por impulso

Actuar impulsivamente implica no detenernos a pensar en lo que vamos a hacer. Sentimos necesidad de adquirir un producto y lo hacemos; aun cuando el precio no vaya con nuestra capacidad de pago. Esa impulsividad, contraria a la acción objetiva, puede causarnos desfalcos en nuestro bolsillo.

Razones que podrían tentarte a comprar por impulso:

  • Promociones atractivas e irresistibles.
  • Compras de temporada.
  • Comprar motivados por estados de ánimo o emociones.
  • Seguir tendencias.

Cómo controlar nuestros impulsos y no morir en el intento

La objetividad es un buen aliado para proteger nuestro patrimonio. Una compra impulsiva no es tan grave, pero si comenzamos a sumar una tras otra, o una sola que nuestro presupuesto no alcanza a cubrir, nuestras finanzas personales se verán desbalanceadas.

Recomendaciones:

  • Elabora un presupuesto, así sabrás cuanto tienes para gastar.
  • Evitemos que nuestro estado de ánimo decida qué es lo que vamos a comprar.
  • En las épocas festivas, por ejemplo en Navidad, trata de dar regalos que sean prácticos, útiles, necesarios y del gusto de la persona a quien se lo das.
  • Pregúntate: ¿Realmente lo necesito? ¿Cuánto tiempo lo voy a disfrutar? ¿En verdad lo usaré? ¿Tengo ese dinero destinado para otra cosa? o aplica la regla de las 48 horas, que consiste en esperar ese plazo de tiempo, para tomar una decisión.
  • Busquemos alternativas que nos den más por nuestro dinero.

Ventajas de gastar con objetividad:

  • Nos brinda tranquilidad financiera.
  • Nuestro presupuesto permanece equilibrado y sin fugas.
  • Nos permite realizar compras orientadas a lo que necesitamos, queremos y podemos adquirir.
  • Damos un uso eficiente a nuestros recursos.

Si decides con objetividad aprovecharás mejor tu dinero, lo que te permitirá cumplir sueños y metas sin dejar de lado gustos y deseos.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.