Actualización sobre Privacidad

Hemos lanzado nuestro Centro de Privacidad y actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Más información.

Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Cobertura de gastos médicos del seguro de tu auto

Debemos tomar en cuenta que los seguros de automóvil incluyen también una cobertura de gastos médicos. Aunque cada póliza tiene sus características particulares y limitaciones, hay ciertos elementos que son comunes a todas.

Contratar un seguro para el auto es sinónimo de protección. Los seguros automotrices le otorgan protección financiera (y en algunos casos asistencia legal) ante un posible percance negativo. Dependiendo del tipo de póliza, algunos seguros son más completos que otros, pero todos ellos ofrecen ciertos servicios básicos que debemos tomar en cuenta.

Uno de estos servicios, que con frecuencia olvidamos o le damos poca importancia, es la cobertura médica. En este artículo veremos algunas de las características más importantes de esta cláusula de los seguros automotrices.

Pero antes de entrar de lleno en lo que concierne a los gastos médicos, es importante analizar un momento la importancia de contar con protección para el automóvil.

¿Por qué conviene tener un seguro de automóvil?

  • La razón más inmediata es la económica: asegurar nuestro vehículo significa pagar una cuota para garantizar que, en caso de algún accidente, no tendremos que desembolsar fuertes cantidades de dinero de forma inesperada. Un seguro se contrata por medio de cuotas fijas y periódicas (que van desde un mes hasta un año).
  • Una segunda razón es la tranquilidad. Este segundo aspecto aunque se relaciona también con lo económico constituye un rubro aparte. Tener un seguro de auto quiere decir que ante un evento inesperado no estaremos solos para enfrentarlo puesto que la función del ajustador es la de asesorarnos en caso de siniestro.
  • Otro aspecto importante es que, puesto que las compañías de seguros cuentan con personal capacitado en diferentes áreas, podemos recibir asesoría tanto legal como médica si llegáramos a necesitarla. Lo anterior es de crucial importancia puesto que lo último que queremos cuando pasamos por un momento difícil como el de un accidente de auto es preocuparnos por buscar esa clase de asesoría.

¿Qué tipos de cobertura existen?

Aunque cada compañía maneja planes y paquetes diferentes con su propia nomenclatura, los tipos de cobertura más comunes son:

  • Cobertura limitada o de daños a terceros. Este tipo de pólizas no cubren los daños del propio vehículo, pero sí contemplan un pago a terceras personas involucradas en el accidente. En la mayoría de los casos también se incluye el reembolso por pérdida total, mediante el pago de un deducible acordado previamente. Este tipo de pólizas ofrecen cobertura médica y legal.
  • Cobertura amplia o total. En este tipo de pólizas se incluye, además de lo que se ofrece para cobertura limitada, cobertura por daños parciales al vehículo, y en algunos casos protección por robo y asalto. Además de la cobertura médica básica que se brinda en el seguro limitado, en el de cobertura amplia se tiene la posibilidad de contratar un servicio de gastos médicos en caso de asalto.
  • Cobertura de responsabilidad civil. Este tipo de pólizas es el la cobertura más básica y es, por tanto también la más económica. La cobertura de este seguro incluye gastos médicos básicos, protección y asesoría legal, así como robo total, pagando el correspondiente deducible.

Nota: las diferentes compañías pueden contar con planes distintos a los contemplados en este artículo.

Como podemos observar, estos tipos de seguros tienen al menos dos características en común: todos ofrecen tanto asesoría legal como cobertura médica básica.

¿Qué incluye la cobertura médica?

Ahora bien, veamos lo que los seguros consideran por cobertura médica.

La cobertura de los gastos médicos (a la que algunos se refieren como "Med Pay" apelando al vocablo anglosajón) contempla la atención médica inmediata que requieran tanto el conductor como los pasajeros del auto asegurado, así como también los tripulantes de los vehículos participantes en el accidente.

La cobertura de gastos médicos se ofrece a todos los involucrados en el percance sin importar quién haya sido el culpable. Las compañías de seguros de las partes involucradas se encargarán de determinar cuál de ellas debe absorber los costos.

En la mayoría de los casos los gastos médicos también protegen a los peatones que puedan resultar afectados como consecuencia directa de un accidente automovilístico.

La cláusula de protección médica también considera los gastos que resulten de un accidente fatal. Así pues, contempla el funeral y gastos hospitalarios relacionados con un posible deceso.

¿Qué pasa si ya se cuenta con un seguro de gastos médicos?

Es frecuente pensar que si ya contamos con un seguro médico no necesitamos contratar una póliza automotriz que incluya cobertura médica. Esto no es necesariamente cierto.

Debemos tomar en cuenta que muchos planes médicos sólo comprenden los gastos médicos mayores, y aún cuando se contrate una protección amplia, es frecuente que las pólizas no contemplen los accidentes automovilísticos en sus contratos.

Además, como habíamos mencionado anteriormente, la cobertura médica del seguro automotriz incluye el pago de los servicios de salud inmediatos de todas las personas involucradas en el accidente.

Así pues, al tener protección médica con el seguro de su automóvil, no sólo te cuidas tú sino que proteges también a los demás.

Consideraciones finales:

Recuerda que es muy importante leer la póliza de seguro con cuidado y pensar muy bien el tipo de protección que deseas contratar.

Cada compañía maneja paquetes y costos distintos, y, por lo tanto, diferentes cláusulas. Así pues para estar siempre tranquilos, es mejor estar conscientes de qué tanta protección estamos contratando.

No debemos olvidar que la mejor cobertura es aquella que se adapta a nuestras necesidades. Cada persona es diferente y e incluso una misma persona puede requerir diversos tipos de protección en diferentes momentos de su vida.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.