Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

El deducible del seguro

Conoce a fondo los servicios que contratas.

Cuando contratas un seguro para protegerte de cualquier siniestro siempre se te da a conocer una cantidad llamada "deducible". Pero, ¿sabes qué es y cómo funciona?

El deducible es una suma que cubres, mucho más pequeña que el costo total del incidente que te ocurra. Las compañías manejan un esquema de ganar-ganar para que las personas no usen indiscriminadamente su seguro solamente porque la aseguradora cubre todos los gastos. Es decir, quieren estar certeros de que cuando les llamas es porque de verdad necesitas que la compañía participe en el siniestro. Por ejemplo, si tuviste un accidente y el deducible es de $1000 y el daño total asciende a $6000, tú pagarás $1000 y la aseguradora cubrirá $5000.

El deducible es determinado por la compañía aseguradora y depende del "riesgo" que implica asegurarte, y de la antigüedad de tu póliza. Por ejemplo, si eres una persona joven, el riesgo de que te enfermes o te accidentes es menor al de una persona de edad avanzada, por lo que tu deducible puede llegar a ser menos costoso. Por otro lado, si eres joven y tienes un seguro de auto lo más probable es que tu deducible sea mayor ya que eres más propenso a verte involucrado en algún incidente debido a que tienes menos años de experiencia al volante que otras personas.

Algo muy importante que debes considerar es que las aseguradoras solamente atienden siniestros que generen una cantidad mayor al deducible, supongamos que tu deducible es de $2,000, tienes un choque en tu auto y arreglarlo te cuesta $500. En este caso, la aseguradora no te puede pagar, pues es una cantidad menor al deducible, dentro de los límites que tú tendrías que aportar. Así que te correspondería correr con los gastos en vez de que la compañía lo haga.

Cuando contratas un seguro, pagar un deducible no debería afectar tus finanzas si lo contemplas dentro de tu presupuesto anual. Esto lo puedes determinar desde el inicio, cuando se te da a conocer la cantidad fijada por deducible. Así puedes tener esta cantidad ahorrada en alguna cuenta como un fondo de emergencia. Analiza qué cantidad podría llegar a ser problemática y negócialo con la aseguradora, lo más probable es que cuenten con un seguro que se adapte a tus necesidades.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.