Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Dale un nuevo look a tu casa con poco dinero

Ya sea que estés adquiriendo una vivienda o que quieras darle otra vista a tu casa actual, cuando se trata de decoración el elemento más importante es la creatividad.

Tal vez pienses que debes invertir mucho dinero para cambiar el estilo del lugar donde vives, cuando en realidad hay muchos consejos sencillos y económicos que podrán cambiar radicalmente la imagen de una habitación o de toda tu casa.

Como en cualquier otra actividad, lo primero que debes hacer es definir un plan:

Paso 1. Decide qué áreas de tu casa deseas remodelar, ya que este será el primer paso para que puedas armar un presupuesto.

Paso 2. Elije qué estilo o corriente de decoración deseas para tu casa. Para guiarte, consulta sitios de internet o revistas donde puedas visualizar lo que quieres lograr en tu espacio. Algunos estilos serán más fáciles de lograr con lo que tengas en casa, mientras que otros requerirán que inviertas dinero en añadir nuevos elementos. Considera esto dentro de tu presupuesto.

Paso 3. Haz una lista de todo lo que requieres y adquiere únicamente esos productos y objetos. Si tienes muy clara la idea de lo quieres lograr, será más sencillo controlar las compras compulsivas de todo lo que te gusta pero que al final no utilizarás.

Ahora bien, una vez que has definido el presupuesto, pon manos a la obra:

  • "Hazlo tu mismo". Este es un consejo básico para reducir costos. Como sólo se trata de decoración, es probable que la mayoría de las tareas puedas hacerlas por tu cuenta. Sólo ten cuidado de saber distinguir entre decorar y remodelar. Por ejemplo, tú mismo puedes pintar una habitación de otro color, pero probablemente no puedas colocar un lavabo nuevo. Busca la asesoría de un experto cuando se trate de actividades fuera de tus capacidades.

    Otra variante del "hazlo tú mismo" es cambiar los accesorios y muebles de marcas reconocidas por opciones artesanales. Si viste algún objeto en una revista o una galería, pero el precio está fuera de tu presupuesto, guarda la imagen e investiga cuánto te costaría si lo mandas a hacer con un especialista genérico.
  • Reutiliza y renueva. Antes de comprar muebles o accesorios nuevos, piensa en todo lo que podrías reusar. Por ejemplo, tal vez ya te aburrió el color de la sala, pero los sillones están en perfecto estado. En lugar de comprar otra nueva, puedes re-tapizar la sillones con otro color e incluso otra tela. Esto renovará la imagen del espacio sin necesidad de gastar más dinero.
  • Color, color y color. Está comprobado que los colores influyen en nuestro estado de ánimo. Si crees que toda la habitación necesita redecorarse, prueba primero con sólo cambiar algunos elementos. Cambiar el color de las paredes o de algunos muebles puede modificar por completo el ambiente de una habitación. Por ejemplo, si quieres más luz no es necesario hacer una ventana; si pintas y amueblas en colores claros, inmediatamente darás luminosidad a todo el espacio.
  • Pequeños detalles. A veces pensamos que redecorar implica hacer un cambio radical, sin tomar en cuenta que los pequeños detalles pueden hacer toda la diferencia. Piensa en elementos decorativos sencillos, como velas, portarretratos, almohadones, floreros o lámparas, y cómo puedes utilizarlos para cambiar la atmósfera. A veces estos objetos son tan originales que atraen toda la atención dentro de un espacio y no requerirás más para darle un giro a tu decoración.
  • Jugando con el espacio. Cambiar la disposición de los mueble, te ayudará a que el espacio se vea diferente sin tener que gastar nada. También puede funcionar que intercambies adornos entre habitaciones, por ejemplo, cambiar el cuadro que tenías en la recámara hacia la sala. Estarás utilizando tus mismos recursos para renovar varias habitaciones simultáneamente.

Para ahorrar dinero, la mejor recomendación es que aproveches todos los recursos con los que ya cuentas. Si tienes varias ideas pero no sabes cómo llevarlas a cabo, busca asesoría en portales de internet o revistas especializadas. También aprovecha las recomendaciones de los proveedores, quienes saben cómo manejar o colocar el producto.

Esperamos que estas opciones puedan ayudarte para redecorar tu hogar con poco dinero.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.