Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

¿Qué es la quiebra?

Es una situación jurídica donde una persona física o moral se muestra incapaz de cumplir con sus obligaciones financieras por carecer de los recursos económicos necesarios para hacerlo. Cuando la entidad física o moral no puede cumplir con sus acreedores, puede apelar al recurso jurídico de la quiebra.

Aquel que se declara en estado de bancarrota se le denomina fallido. El fallido emprende un juicio en el que se examina cuidadosamente su situación y se determina si realmente es incapaz de cubrir sus deudas y cumplir con sus obligaciones económicas. Se evalúan y analizan los activos del deudor y, después de un proceso legal, se establece el estado de quiebra.

Declararse en bancarrota no es un proceso sencillo puesto que no significa simplemente dejar de pagar las deudas sino encontrarse en un estado general de insolvencia financiera. Generalmente es el último recurso que se utiliza después de haber intentado solventar los pagos por todos los medios disponibles.

¿Cómo sucede?

  1. Cuando una persona física o moral no cubre sus deudas en los periodos establecidos, los acreedores tienen la facultad de demandar judicialmente su pago.
  2. Si la demanda judicial no es suficiente, puesto que el deudor cesa sistemáticamente en el pago de sus deudas por carecer de todo medio económico para solventarlas, sus acreedores tienen la facultad de solicitar al juez que sea declarado en quiebra, aunque es más frecuente que sea el propio deudor quien solicite este proceso legal.
  3. El juez estudia cuidadosamente el caso y determina si realmente el deudor es incapaz de cumplir con sus compromisos financieros.
  4. De ser así, la persona es declarada en quiebra o bancarrota.

¿Qué sucede una vez que se ha declarado la quiebra? El deudor, que, como hemos mencionado, se denomina fallido, pierde la facultad de administrar su negocio o sus bienes, los cuales son manejados por una entidad denominada síndico.

Los acreedores tienen que aceptar la incapacidad del fallido para pagarles con dinero.

Así pues, la reposesión de los bienes del deudor tiene como objetivo cubrir la deuda en su totalidad o hasta la parcialidad que alcance.

¿Es conveniente buscar el estado de quiebra cuando no podemos pagar nuestras deudas? La quiebra no es un estado ideal, ni mucho menos. Es un recurso legal aplicable sólo como última instancia, cuando se demuestra que en verdad no hay manera de solventar las deudas. Uno de los mayores inconvenientes de declararse en quiebra es que se asientan registros tanto legales como de historial crediticio.

Las personas físicas o morales que se declaran en bancarrota adquieren, de manera inmediata, un registro negativo sobre su capacidad de pago. Se genera una suerte de “mancha negra” en su expediente, lo que les dificulta conseguir préstamos futuros en tarjetas de crédito, hipotecas o créditos automotrices.

Así pues, antes de considerar buscar un proceso legal que nos declare en quiebra debemos:

  1. Hacer todo lo posible por cumplir con nuestras obligaciones financieras.
  2. Planear nuestra adquisición de compromisos financieros de antemano para no encontrarnos en una situación donde no podamos pagar.
  3. Para no aumentar nuestras deudas, o los intereses que estas generan, debemos ser cuidadosos también de pagar las cuotas mínimas que se estipulan en los contratos.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.