Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

¿Cómo enseñar a nuestros hijos la importancia del ahorro?

Si tiene hijos es muy seguro que procure enviarlos a los mejores colegios a su alcance para que reciban una buena educación, pero tal vez no haya notado que aunque tengan buenos profesores, ninguno de ellos incluye en su programa de estudios un curso de finanzas personales o establece parámetros para que un niño comprenda la trascendencia del dinero. Esto sucede incluso cuando el correcto manejo del dinero es algo muy necesario de aprender, por estar presente toda la vida.

Cómo hemos aprendido de finanzas

Recuerde su infancia y notará que la comprensión del uso del dinero y el ahorro inició de manera autodidacta y a través del ejemplo de sus padres. Seguramente aprendió en el colegio a usar diferentes aptitudes matemáticas como sumar y restar, pero fue en casa donde comprendió la toma de decisiones, la importancia del ahorro, de fijar prioridades, compartir e interactuar con otros, etc.

Ejemplo a seguir

Si sus hijos son niños muy pequeños puede que no hayan desarrollado aún el pensamiento complejo que implica comprender los precios, pero observan y aprenden desde muy temprano que el dinero se utiliza para recibir algo a cambio: en una máquina de dulces, por ejemplo, se deposita una moneda y se obtiene una colorida bola de chicle.

Y aprender así es divertido. Sin embargo, explicar a un niño qué es un presupuesto o cómo funcionan los intereses puede resultar aburrido para él y complicado para usted, por lo que el mejor método para enseñar es el práctico. La clave se encuentra en el correcto acercamiento del tema con el pequeño y el ejemplo constante de su buen manejo de las finanzas.

Marcando objetivos

Es recomendable enseñarles a usar primero el dinero para que comprendan la importancia del ahorro. Aquí algunas sugerencias de cómo educarles sobre el respeto de los compromisos económicos y el manejo del dinero:

  • Es importante que los más pequeños aprendan a distinguir entre el valor y poder adquisitivo del dinero. Enséñeles a diferenciar entre monedas y billetes y a entender su utilidad mediante juegos de sustitución de valores de monedas y billetes.
  • No les de todo lo que pidan ni aquellas cosas que considere innecesarias, pues la actitud de un niño siempre es desear y pedir todo lo que ve. El que no siempre se pueden satisfacer todos sus deseos de forma inmediata, será una herramienta de autocontrol muy útil para el ahorro a futuro.
  • Es recomendable enseñarles a distinguir entre las necesidades y los deseos, para establecer límites entre lo que necesita y lo que desea comprar.
  • Procura que sus hijos conozcan el valor y el precio de las cosas, por ejemplo, cuando van al supermercado, póngale ejemplos y comparativas de precios o ganancias.
  • Si acostumbra darles una determinada cantidad de dinero a la semana, brindarles algunas pautas para administrarla, puede ayudar a comprender mejor su valor y a ser más responsables financieramente.
  • Si les pide que ayuden en algunas actividades en el hogar y se remuneran por ello, procure no darles demasiado, pues convertirán sus obligaciones domésticas en un negocio.
  • Evite darles "préstamos" constantemente, con ello reforzará la creencia de que los padres tienen acceso a cantidades ilimitadas de dinero.
  • Oriéntelos para preparar un presupuesto en el que contemplen todos sus gastos y necesidades, inmediatas y a futuro, así evitará que malgaste el dinero que ha ganado con esfuerzo.
  • Si le da dinero para comprar golosinas en la escuela o para el desayuno escolar, sugiérale comparar precios, y calcular cuántos y cuáles dulces puede comprar por un mismo precio.

Para emprender el hábito del ahorro en sus hijos:

  • Fije metas con plazos cortos y destino del ahorro: proponga comprar una bicicleta o un objetivo similar que no requiera de esperas demasiado largas y que el niño pueda alcanzar.
  • Ayúdele a calcular cuánto dinero y tiempo necesita el niño para alcanzar su meta.
  • Para comenzar su ahorro, el pequeño ahorrador puede utilizar desde el tradicional cochinito o cualquier tipo de juguete, al que puede poner una etiqueta con un dibujo o la palabra de la meta para recordarla y motivarse a cumplirla, desarrollando el gusto por el ahorro.
  • Siempre que reciba dinero, recomiéndele que ahorre una parte. Aliéntelo a tratar de ahorrar por lo menos cierta cantidad a la semana y evitar gastárselo demasiado pronto.
  • Anímalo a llevar la cuenta exacta de cuánto lleva ahorrado, actualizándola cuando decida gastar algo del dinero.
  • Deben pensar muy bien antes de comprar y evitar un gasto que después le haga arrepentirse.
  • Una vez que su hijo comienza a trabajar como parte de su formación profesional, incítelo a abrir una cuenta de ahorro, esto le puede brindar estabilidad financiera tanto en el presente como en el futuro, además de que le ayudará a ser más organizado y responsable con sus recursos y la manera de gastarlos.

Cuentas infantiles de ahorro

Tanto los bancos como algunas instituciones financieras han creado cuentas de ahorro infantil, que resultan muy útiles para niños con la edad suficiente para comprender el uso del dinero y el ahorro, permitiéndoles disponer de él en cualquier momento y, sobretodo, que entiendan en la práctica cómo funciona el "dinero plástico".

Estas cuentas se ofrecen en la mayoría de los bancos y van dirigidas al público menor de 18 años, mediante la disposición de una tarjeta de débito, pero para realizar movimientos en la sucursal o en establecimientos afiliados es necesario que el menor esté acompañado del padre o tutor.

No olvide que los niños aprenden con el ejemplo de los padres, por lo que es recomendable que usted realice un buen manejo de sus propias finanzas personales y los haga partícipes de ello.

Nunca es tarde para inculcar un buen hábito, y si sus hijos ya están en la adolescencia, ellos podrán fijarse metas y establecerse planes de ahorro, además de manejar más responsablemente sus ingresos en un futuro.

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.