Actualización sobre Privacidad

Hemos lanzado nuestro Centro de Privacidad y actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Más información.

Tu asesor financiero personal
Síguenos
FacebookTwitter
Guardianes de la Galaxia

Conviértete en un guardián de las finanzas
Se parte del poderoso plan de Rocket y los Guardianes de la Galaxia y conviértete en un superhéroe ahorrador.
Lee más

Fútbol Financiero

¿Estás preparado para un entrenamiento financiero?
Pon a prueba tus conocimientos financieros con la nueva versión del juego de la Copa Mundial de la FIFA 2014 de Visa. El juego incorpora toda la emoción, la energía y la estrategia del fútbol para enseñar a niños y adultos la importancia de tomar decisiones financieras inteligentes.
Compruébalo

¿Estudiar y trabajar al mismo tiempo?

Más de una vez se habrá preguntado si trabajar mientras estudia es conveniente. Si aún no se decide, considere las siguientes recomendaciones y descubra qué es lo mejor para usted.

Tradicionalmente, los jóvenes buscaban empleo después de haber terminado sus estudios. Actualmente el modelo ha cambiado; la competencia laboral exige que esté mejor preparado y que tenga habilidades que otros no tienen.

Un buen promedio académico es una referencia de su desempeño, pero no le garantiza que obtendrá un empleo. Para las empresas es importante que sea capaz de llevar sus conocimientos a la práctica. Además, la experiencia laboral habla de sus habilidades para organizarse, priorizar actividades y trabajar en equipo, destrezas altamente valoradas por los reclutadores.

Si logra combinar una destacada trayectoria de estudiante con experiencia laboral, sus probabilidades de conseguir un mejor empleo se incrementan y esto se verá reflejado en su economía, ya que el trabajo es una de las principales fuentes de ingresos. Recuerde que la planeación es un elemento clave de la administración financiera.

Ventajas para los estudiantes que trabajan
Las ventajas de comenzar a trabajar antes de terminar la universidad son varias, aquí le presentamos algunas:

  • Aumentar sus conocimientos. Es posible estudiar y trabajar a la vez si establece una relación de reciprocidad: si puede aplicar lo que ha estudiado, mayor utilidad tendrá el conocimiento que ha adquirido en sus estudios universitarios. Comprender la teoría será más sencillo, porque ahora tendrá ejemplos de la 'vida real'.
  • Adquirir experiencia. Además de llevar a la práctica la teoría aprendida, en un empleo enfrentará situaciones reales que retarán sus capacidades. El entorno laboral combina muchos factores que pondrán a prueba sus conocimientos y le darán la oportunidad de desarrollar al máximo sus habilidades.
  • Crear relaciones y vínculos. El trabajo le permitirá entrar en el área de su interés; aprenderá cómo funciona la industria o sector y quiénes participan allí. Podrá empezar su red de contactos profesionales, con quienes compartirá información, consejos y recomendaciones. Estas redes son un elemento clave para el desarrollo de su trayectoria laboral.
  • Recibir un ingreso. Dependiendo del esquema de contratación, las empresas ofrecen un apoyo económico para los estudiantes que trabajan. Será muy satisfactorio recibir su primer sueldo y podrá tomar decisiones personales sobre esa cantidad.

Considere el tiempo y organice su agenda
Una de las principales preocupaciones de los jóvenes que deciden estudiar y trabajar es el factor tiempo. Saben que un empleo alterará su rutina diaria y se preguntan si habrá tiempo suficiente para todo lo que deben hacer.

Por lo tanto, antes de buscar un empleo, revise su agenda. Si no encuentra suficiente tiempo libre, piense cómo podría reorganizarla. Por ejemplo, hacer las tareas en las horas entre clases o si alguna actividad extracurricular puede realizarla durante el fin de semana. No olvide contemplar el tiempo personal; incluya las horas que dedica a compartir con sus amigos, familia o grupos culturales. Para aprovechar de forma eficiente el tiempo, es importante que logre compactar sus horarios, por ejemplo, que estudie por la mañana y trabaje por la tarde, o viceversa.

Recuerde que los estudios han de ser su prioridad y que el propósito de trabajar es fortalecer su carrera profesional. Por lo tanto, debe encontrar el equilibrio entre ambas actividades. Un trabajo que demande demasiada atención y tiempo puede afectar su desempeño académico.

Otra pregunta común es "¿cuánto me van a pagar?". Tenga en cuenta que no trabajará de tiempo completo, que aún está en etapa de "entrenamiento" y que no cuenta con los documentos que lo certifican como un profesional. Por lo tanto, la remuneración no será muy alta.

Aunque es gratificante recibir un pago, piense que en esta etapa los beneficios van más enfocados a enriquecer su trayectoria académica e impulsar su carrera profesional. Lo que sí debe tener en cuenta es que la elección de empleo no afecte sus finanzas actuales. Busque opciones cerca de su casa o universidad, y horarios accesibles; pregunte por beneficios como parqueadero o restaurante en la empresa. De esta forma gastará menos en transporte y comida.

Si es capaz de realizar una buena organización de sus tiempos, verá que no es imposible llevar a cabo ambas actividades y disfrutará las ventajas que conlleva esta decisión. Es un reto grande, pero el simple hecho de intentarlo lo estará preparando para enfrentar de mejor manera el futuro.

¡Le deseamos suerte en lo que desee emprender!

Enviar a un amigo

Tu nombre:
Tu e-maill:
E-mail de tu amigo:
Mensaje:
Introduza o código:


La información proporcionada a través de esta función de correo electrónico no será almacenada por Visa para ningún otro propósito. Por favor lea la política de privacidad de Visa para más detalles.