Educación Financiera para Todos

La planeación es una de las fuentes principales de tranquilidad financiera. Tener un presupuesto, conocer los ingresos y gastos y tener un plan de ahorro hace que no estemos sufriendo por falta de dinero cada fin de mes.

Gastos inesperados

Sin embargo, a pesar de tener un plan, en ocasiones aparecen situaciones que generan gastos inesperados, para los cuales no estábamos preparados.

Daños en el auto, enfermedades de algún miembro de la familia, cuota extraordinaria en el colegio de tus hijos, la pérdida del empleo, entre otros, son gastos que no dan espera y que hacen que debas desprenderte de una cantidad considerable que puedes no tener disponible.

¿Qué puedes hacer? Aquí te damos algunas sugerencias para que estés preparado y puedas afrontar mejor esos gastos inesperados:

  • Establece un fondo de emergencia:
    Es un ahorro que haces precisamente para atender gastos inesperados. En general, se recomienda tener un fondo equivalente a tres meses de gastos corrientes. Así que lo primero que tendrás que hacer, será un cálculo de los egresos que tienes mensuales, para que, a partir de ello, comiences con este ahorro. El fondo de ahorro no deberá estar basado en tus ingresos, sino en lo que necesites para vivir.
  • Asegúrate:
    El seguro es una medida de protección que te ayuda a enfrentar los problemas del porvenir y garantiza tu estabilidad económica en caso de accidentes, enfermedades, fallecimiento u otros. Existen diversos tipos de seguros para cuidar tu integridad, tu salud y tus propiedades. Así, en caso de ocurrir una situación inesperada para la cual tienes un seguro, podrás contar con una indemnización que te ayudará a cubrir los gastos inesperados derivados del suceso.
  • También es importante estar preparados para enfrentar situaciones fortuitas, como es el caso de las crisis económicas. Las crisis económicas suelen ser momentos difíciles, en los que no sabemos a quién acudir o de qué manera administrar nuestras finanzas, pues muchas veces no tenemos recursos disponibles.

    La reserva de emergencia y los seguros también son mecanismos muy importantes para hacerle frente a las crisis económicas. Pero, además, puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

    • Busca una segunda actividad económica: en caso de que ya te encuentres un poco apretado de dinero, busca maneras de generar más ingresos. Intenta vender algún artículo o dar servicios el fin de semana. Explota tus áreas de experiencia para tu beneficio y puedas salir así de alguna dificultad económica.
    • Evita endeudarte: a veces cuando nos vemos en aprietos económicos, solicitamos más préstamos ya sea a instituciones o familiares y amigos. En la medida de lo posible evita crear un mayor monto de deuda, ya que a veces suele convertirse en un círculo vicioso empezar a pedir prestado para seguir cubriendo deudas. Siempre asegúrate de que tendrás lo suficiente para cubrir los pagos en tiempo y forma.
    • Invierte tu dinero: la inversión será una forma en la que podrás hacer crecer tu dinero y evitar una crisis económica. Elije buenos instrumentos financieros para que consigas los mejores rendimientos en el tiempo que lo has planeado. 

Compartir